domingo, 22 de febrero de 2009

Invento

Si sigo alimentando el fuego este jamás se extinguirá

Mientras tenga combustible se mantendrá prendido. Mientras le pongo más y mas madera u hojas o cosas que pueda alimentarlo este seguirá encendido por siempre, y si se apaga, mientras tenga con que alimentarlo de nuevo y de nuevo lo podré reviví y de nuevo lo podría mantener encendido.

El fuego el o todo poderoso fuego, que todo lo consume, es tan débil, tan débil, que me necesita a mi para seguir alimentarlo, el gran fuego que podría bien consumirme a mi, y bien podría alimentarse de mi carne por un tiempo, sería su suicidio por que sin mi, quien mas lo va a alimentar.

Algo tan hermoso, tan pequeño, tan frágil lo es el fuego, fue lo suficientemente fuerte e importante como para cambiar el curso de la historia de la humanidad, mi historia y tu historia, verdaderamente y sin temor a equivocarme, puedo decir que desde el primer momento en que aprendimos a mantenerlo y luego a crearlo, hasta el día de hoy, vivimos en la era del fuego.

Esta era que sobrevivió a la edad, de piedra, del hierro, del bronce, la era espacial. El fuego es lo que ha movido y seguirá moviendo a la humanidad.


¿Será entonces por eso que me encuentro tan perdidamente fascinado por el fuego desde que era un niño, será en parte por eso que fumo, para tener un poquito de fuego en mis manos y tan cerca de mi boca?


El fuego es sin lugar a dudas el último gran avance que verdaderamente ha tenido la humanidad.


Espero con ansias el próximo.

No hay comentarios: