domingo, 22 de febrero de 2009

Cuando estaba con mi fogata.

En estos momentos escribo junto a la fogata que hice el día de hoy o mejor dicho la noche de hoy.


No se por que pero a veces me gusta, regresar a la básico, encender un fuego, como posiblemente lo hacían nuestros ancestros, si tuviera algo que cocinar de seguro en este momento lo estaría haciendo, hace rato cocine un huevo en las brasas ya un poco calmadas de mi fogata y aunque quedo bueno y bien cocido, mejor se lo di a mi perra por que yo no tenia hambre, debo haber pasado unas tres horas frente al fuego, sentado y luego acostado en la banquita que yo construí, con unas palmas que corte, aquí estoy escribiendo de hecho.

Pase unas dos horas con todas las luces apagadas de mi casa con la compañía del fuego y de mis perros me sentí muy bien parece tonto que algo tan simple te pueda dar tanta paz.


Me gusta también mucho poder comunicar esto que siento en este momento, a través de la Internet, aunque se que los lectores de este blog son muy pocos, y las visitas cada vez menores, al menos me consuela saber que no se queda aquí guardado en mi computadora donde tal vez ni siquiera yo lo volvería a leer.


Eso que escribí ayer de que estoy escribiendo un libro, es cierto aunque poco llevo escrito algo, y surgió de una platica con mi novia, platicábamos de lo bonito que seria vivir de escribir, ser escritor, siento que sería una de las pocas cosas que en verdad amaría hacer, aunque no me hiciera rico haciéndolo, al menos poder vivir de escribir, también por que siento que es una carrera muy libre, por que lo puedes hacer donde sea y aunque de seguro tendrías fechas limites para enviar tus escritos, libros etc. No tendrías un horario estricto que seguir, ni el estrés de comerciar u otro tipo de trabajos.


Ojala y la gente en México leyera más y tomará menos.

No hay comentarios: