domingo, 20 de enero de 2008

Tratado de las obsceciones (parte 1): de cosas mundanas que siempre se reflejan en las relaciones humanas...

Me compre el viernes una navaja de bolsillo, que venia queriendo desde hace un tiempo, pero que no habia podido comprar…
El caso es que la compre, ese dia y como niño con juguete nuevo, me la pase jugando con ella el resto de la tarde, e incluso dormi con ella en mis camas… Al otro dia la desarme, para conocer el mecanismo desde adentro, y encontre defectos que no me importaron mucho, dos tornillos que no habia tocado se le safaron y uno esta perdido, el segundo lo encontre, pero aun asi no deje de jugar con ella, hasta que mas entrada la noche, se me cayo al suelo y la punta se despostilló y fue ahi cuando por fin el entusiasmo por la mentada navaja se terminó. No quiere decir que la dejara de utilizar y cargar todos los dias, ya que en tiempos inciertos lo prefiero… (Aunque sea con una pequeñez). El viernes le decia a mi mejor amiga que hay solo tres cosas que me gusta comprar o que me regalen, como para coleccionar y son: Navajas, Encendedores y Relojes. Me respondio, -pero si tu no usas reloj-, (por que por cierto no uso reloj, de todos modos siempre llego tarde…) y le respondí, -pero me gustan- Le conte que tenia uno que nunca saco de su caja, por que solo lo uso cuando voy a bucear, y que no tenia ni un rayon hasta que mi amigo de cozumel, que me daba trabajo lo llevo prestado a un buceo y le metió un rayon en el cristal. Desde ahi perdí el entusiasmo en ese reloj. No se si ha alguien mas le pase, pero cuando daño algo, busco el defecto lo encuentro, reparo lo que puedo y lo que queda no puedo olvidalrlo, cada vez, que se utiliza, encuentro el defecto y no puedo olvidarlo… La unica manera para mi es mi obscecion por la simetría, cuando el defecto es irreparable, simplemente lo hago simetrico… Siempre tengo que hacer las cosas de los dos lados, desde besos, hasta caminar por un lado y regresar por el otro, (claro cuando es posible) y al otro dia al reves, hasta si me pego en un brazo le pego al otra para que esten parejos esta es mi obsecion para completar el ciclo…


Todo pienso yo, aunque sean cosas triviales se reflejan en la forma que llevamos nuestra vida... "Lo infinitamente pequeño, es casi siempre igual a lo infinitamente grande"... una cita mal escrita que pense cuando queria ser fisico, y sin embargo ha sido muchas veces usada, por personas antes de mi...

Les dejo una presentacion, de una amigo Pascal Schneider un ingeniro que trabaja en la areounatica francesa, obviamente esta en frances, pero el sentido se entiende... Es un "approach" cientifico a lo que escribo...

1 comentario:

Jock Ravez dijo...

Jajaja, cuando era niño tenía la misma obsesión que tú. Si me pegaba, o me tocaba un brazo.. tenía que tocar o pegarle al otro... y así con todo... al grado de que cuando jugaba ocurría lo mismo con mis personajes ficticios... Supongo que es la naturaleza humana ser así.